Archivo de la categoría: Senderismo

Ruta Campus de Tafira-Magnolias: Un patrimonio en la periferia urbana

Turcón ha realizado la unión senderista del Campus Universitario de Tafira con el Jardín Canario Viera y Clavijo. Fue el sueño de Jaime O’shanahan. 25 años después hemos sido capaces de abrir una ruta de senderismo entre ambos enclaves naturales.

La ruta realizada hoy terminó con un recorrido de 9 km, realizado en 4:30 horas brutas. Comenzamos en el Edificio de Ingeniería y después de recorrer el Camino de Salvago, La Mediáteca, el Camino de la Cornisa, los jardines de la Finca de La Palmita, el camino del acantilado, el camino del Piquillo, El Jardín Canario, el Camino de Los Frailes, Las Magnolias, el Barranco de El Fondillo, el Lomo de Santo Domingo y finalmente en la Ciudad de San Juan de Dios acabamos en el Lasso.

Dos Espacios Naturales Protegidos.

El camino de la Cornisa, del Campus Universitario, es el borde del ENP Paisaje Protegido de Pino Santo. A través del camino de Los Frailes (Tafira Alta) accedimos al ENP Paisaje Protegido de Tafira, dentro ya de los dominios de Las Magnolias. Dos parajes naturales que pudimos caminar y disfrutar del maravilloso patrimonio natural que existe en la periferia urbana de la capital grancanaria.

Palmeral de Salvago

Enclave de especial interés medioambiental asociado a los valores de biodiversidad y paisajísticos conformado por un entorno en la Finca de Salvago, junto a la cornisa oriental del Barranco Guiniguada, donde se desarrolla un palmeral dispuesto mediante alineaciones que sirven de linderos de las parcelas agrícolas. El palmeral se localiza en un entorno muy óptimo para su desarrollo, dentro del ámbito bioclimático termocanario y sobre suelos propicios para su expansión. Conforma corredores vegetales, que delimitan parcelas agrícolas o que bordean caminos. La perspectiva cenital muestra alineamientos que dibujan polígonos de dimensiones variadas, todos con una longitud próxima a los 100 metros. Los palmerales se caracterizan por la presencia dominante de ejemplares de las especies canaria (Phoenix canariensis) y africana (Phoenix dactylifera). La primera conforma el 70% del conjunto. La densidad de elementos en los corredores es muy elevada. Las palmeras están acompañadas de un cortejo florístico donde la colgante Bosea yerbamora es muy abundante. El acebuche (Olea cerasiformis) y el tarajal (Tamarix canariensis) aparecen con frecuencia; mientras que el guaydil (Convolvulus floridus), el taginaste blanco (Echium decaisnei), la salvia morisca (Salvia canariensis) y el orobal (Withania aristata) salpican el conjunto de forma aislada. Una parada especial para reconocer la Jocama o Salvia de Indias (Teucrium heterophyllum ssp. Brevipilosum) plantada por la antigua Escuela Taller y que aún sobrevive. Es un endemismo macaronésico con tres subespecies reconocidas, presente en el archipiélago de Madeira (subespecie heterophyllum) y en Canarias, donde se encuentran dos subespecies endémicas: la subespecie brevipilosum, que aparece en Gran Canaria.

Las Magnolias

Fue uno de los jardines de los ingleses que alcanzaron fama internacional: la hacienda de las Magnolias, en Tafira. Fue llevada varias veces a las postales de la época en las recreaciones turísticas que realizaban los afamados fotógrafos retratistas Ensell y Charles Nanson. Estos recintos florales eran tan cuidados por los Miller, que vigilaban que al jardín del patio de la Catedral de Santa Ana no le faltasen los naranjos tradicionales que hermosean sus parcelas.

En pocos años, parientes y paisanos de los Miller fueron formalizando en nuestra ciudad sus compañías mercantiles, a las que irían aportando las novedades y los adelantos técnicos que aparecían en Europa. Uno de los primeros productos introducidos fue el carbón, traído de las cuencas carboníferas de Gales y de sus minas de Cardiff, que era imprescindible para la floreciente industria y la navegación.

El conjunto etnográfico tiene un especial interés medioambiental asociado a los valores de biodiversidad y paisajísticos conformado por un entorno de sobre la cabecera de Barranquillo del Fondillo, inmediatamente al sur de la Montaña de Tafira, donde se extiende la Finca de Las Magnolias. La presencia de terrazas aluviales, dispuestas durante los arrastres del barranco, ha propiciado el establecimiento de formaciones arbóreas y arbustivas caracterizadas, en los estratos superiores, por la presencia de palmeras (Phoenix canariensis) y acebuches (Olea cerasiformis), en menor medida. Sendas especies ocupan, fundamentalmente, retazos lineales que delimitan, las más de las veces, fincas agrícolas. Su porte magnificente caracteriza a la formación. Junto a la especie endémica, salpican de forma aislada el paisaje vegetal algunos ejemplares que resultan de la hibridación con la palmera datilera (Phoenix dactylifera). La potencialidad de la formación vegetal se constata al observar la regeneración de las especies en las fincas abandonadas.

Próxima ruta de Turcón:

Gurbia, en las sureñas laderas del municipio de Mogán. Será el sábado, día 30 de noviembre. Nivel 3 botas, alto.

“Barrancos al Golpito” llega a Valsequillo

Comenzaron por el Barranco de García Ruiz, ascendiendo, llegaron a la Media Fanega y terminaron en Valsequillo. Los participantes en la ruta organizada por el Colectivo Turcón, culminaron hoy la ruta del mes de octubre.

El proyecto de “Barrancos al Golpito” culminó hoy su ruta por García Ruíz, acercándose a los múltiples afluentes que definen la cuenca hidrográfica de Telde. Lo iniciaron en su conexión con uno de los dos grandes ramales en que se divide el Barranco Real de Telde, en este caso el que viene de San Roque.

En nuestro recorrido tuvieron la oportunidad de observar el Valle de Casares, la cabecera del Barranco de Las Goteras, bordear la cabecera del Barranco de Correa, verdadero nacimiento del Valle de San Roque, atravesar los escondidos llanos del Helechal, y asombrarnos con una visión magnífica de la Caldera de Tenteniguada.

ALGUNOS TOPÓNIMOS DEL RECORRIDO

García Ruiz: El origen de este topónimo hace mención a un importante propietario de tierras en este lugar, cuyo nombre aparece indicado ya en una escritura pública en el año 1593. Su inclusión en este documento junto a los más importantes figuras locales del momento, y la pervivencia y extensión del topónimo dan idea de la importancia de este poco conocido personaje, al que el cronista Hernández Benítez, sin precisar las fuentes identifica como Alférez, y por tanto un posible conquistador, que ya tenía establecida hacienda en el lugar en 1567.

La Gavia : Según el DRAE una gavia es una zanja que se abre en la tierra para desagüe o linde de propiedades, y esta la interpretación que propone Hernández Benítez, basada en su experiencia personal, al tener que saltar muchas de ellas para acceder a las viviendas de la zona. Sin embargo, otra acepción del término, común en Canarias, como terreno llano delimitado por muros de piedra o paredes de barro que facilitan que las lluvias se estanquen y se filtren, favoreciendo el cultivo posterior de cereales de secano, parece más adecuado, según se desprende de la información documental del año 1809 referente a los repartos de agua en la zona que dice “en dicho pago en que nacen dos fuentecillas con cuya agua se recoge en una charca o tanque antiguo que se halla formado de barro”.

La Media Fanega: Según recoge Hernández Benítez “lugar en el límite extremo de esta jurisdicción [Telde] con la de Santa Brígida [y Valsequillo], así llamada por existir en aquel sitio una excavación hecha en la roca que hace media fanega de grano”. La fanega es una antigua medida de capacidad para el grano y otros productos, que variaba de unos territorios a otros, siendo la fanega castellana, utilizada en Canarias, equivalente a 55,5 litros.

Valle de Casares: El origen del topónimo estaría según Hernández Benítez en el repartimiento concedido a Juan de Casares, un supuesto conquistador. Sin embargo la falta de datos sobre éste contrasta con la existencia de repartimientos en Telde en el siglo XVI a nombre de Cáceres, y la presencia ya en esa época del topónimo Valle de Cáceres, por lo que la denominación actual parece ser una evolución fonética del mismo.

Galería de fotos y videos:

https://photos.google.com/share/AF1QipO0UObBK-xaWfhbQGdWVeLDjtq5wWU6omZ89ok8Y-wxIg9JLCBtBU197pwGvnfjBg?key=TVlMZUdfSzBWYzMzaHpBMVBsREZuZmdNbWxndmVB

Vuelve barrancos al golpito

Será el sábado, día 19 de octubre.

BARRANCO DE GARCÍA RUÍZ (TELDE)

BARRANCOS AL GOLPITO. Proyecto de rutas temáticas que consiste en ascender barrancos, redescubriendo parajes, abruptos caminos y recónditos barrancos. El barranco de García Ruíz toma su nombre del alférez “García Ruíz Montañés” poseedor de una importante hacienda allí, donde vivió por el año 1567. (Dr. Pedro Hdez. Benítez).

Salida de Las Palmas de GC (zona alta de La Feria, aparcamiento de tierra del circo), a las 8horas.

Salida de Telde (Parque Franchy Roca) a las 8:30h.

Nivel de ruta: alto (tres botas)

Recorrido: 6 kilómetros.

Inscripciones a partir del lunes, día 14 de octubre en Casa de la Juventud, teléfono 928-68-06-86, o bien al email This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Rutas para el 2020

(

Hemos comenzado con la planificación del programa anual para el año 2020. Queremos conocer tus opiniones y, por tanto, vamos a tomar este mes de octubre, como el mes de la participación en el diseño, visitas y plan de rutas, abierto a las sugerencias. A dónde quieres ir, qué lugares no conoces y quiere que te lo enseñemos. Cuéntanos tus quejas. Contamos contigo. Tienes nuestro email y el número de móvil, abierto 24 horas.

Email: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Recuperando viejos caminos

La ruta realizada ayer por el Colectivo Turcón-EeA, entre los municipios de la Villa de Santa Brígida y Valsequillo, tuvo varios alicientes. Entre ellos recuperar viejos caminos, quizás pocos conocidos, como el del Lomo del Peñón de la Negra-Cruz de Nonito, un trazado abierto para disfrute de todos los senderistas.

Los datos técnicos de la ruta fueron los siguientes: recorrido 10,5 km. Pendiente máxima 47%. Desniveles 506-921-573. Cinco horas de duración brutas.

El recorrido y su toponimía:  Villa de Santa Brígida Camino de La Grama-Canal de agua-Cruz del Gamonal- Los Barrancos-Camino del Acebuche-Lomo de Cho Ortiz (El Montañón)-Las Mesas-Cañada del Tanque Medina (bifurcación camino de la orilla)-Lomo del Peñón de la Negra-Cruz de Nonito-Lomitos de Correa-Canal de agua-La Almagrera-Los Jaguarzos-Piscina municipal.

CRUZ DE NONITO:

En el alto del Lomito de Correa muy cerca de la Cueva de Puercos, José Antonio Mayor, pastor, colocó una cruz metálica blanca tras una afección/operación que superó, como promesa personal.

Cada festividad de mayo sube con su familia a enramar la cruz.

Puede tener al menos 10 años de antigüedad. Datos recabados el día 23 de agosto de 2018.

RESCATANDO VIEJOS CAMINOS: Camino y caserío “EL ACEBUCHE.”

Un lugar remoto, entre la Villa de Santa Brígida y Valsequillo, en el lugar conocido como los barrancos,  existe un  viejo camino que une el Lomo del Montañón con los barranquillos.

Su nombre viene dado por la existencia de un viejo acebuche/ Olivo, cuyo nombre científico es  Olea cerasiformis, si bien popularmente también se lo conoce como “Olivo macho” u “Olivo silvestre” de Canarias, quizás por su semejanza con este último.

Lo cierto es que no resulta fácil diferenciarlos. Si usted quiere aprender a distinguirlos, debe saber que las hojas y los frutos del acebuche son más pequeños. La madera del acebuche tiene

buena reputación, tal como refleja el dicho transmitido por la sabiduría popular, según el cual “con el acebuche no hay palo que luche”. En el pasado se usaba para leña, aperos y ejes, así como para el juego del palo. El acebuche es una de las principales especies vegetales que componen el bosque termófilo.

Nuestras próximas actividades:

 19 de octubre, sábado: Barranco García Ruíz. Nivel alto.

 10 de noviembre, domingo: Las Magnolias. Nivel bajo.

 30 de noviembre, sábado: Gurbia. Nivel alto.

Cueva de Puercos (Valsequillo)


Sábado, 28 de septiembre. Será la próxima ruta de Turcón-EeA. Reanudamos las actividades de montaña.      

Nivel de dureza: 3 botas, alto

Recorrido: 13 km.

La ruta de los tres lomos:

Una ruta en las Medianías de Gran Canaria. Saldremos desde la Villa de Santa Brígida para llegar a remotos lugares. Caminos, lomos, canales y barrancos poco “civilizados” hasta alcanzar la Cruz y la gran Cueva de Puercos (con antecedentes prehispánicos), en las entrañas de Valsequillo. Etnografía, historia y aventura a raudales.

Superamos tres lomos, entre barrancos, vaguadas y espectaculares panorámicas de remotos lugares de la geografía satauteña y valsequillera.

Horario de salidas:

8:30 horas desde Telde, Parque Franchy Roca.

09:00 horas desde LPGC, zona de tierra, circo, parte alta de La Feria.

Inscripciones: a partir del día lunes, 23 de septiembre, 14:00 horas, al teléfono de la Casa de la Juventud: 928-68.06.86 o bien al email: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

CÁRPATOS, MONTAÑAS DE RUMANÍA

Regreso feliz de la expedición de Turcón-EeA.

21 personas recorrieron durante doce días las montañas y los espacios naturales y culturales de la bella Rumanía.

Un viaje mixto de senderismo y turismo en los Cárpatos rumanos y los Alpes de Transilvania: la salvaje europa.

Las montañas de Los Cárpatos son poco visitadas; sin embargo, son una de las regiones más hermosas y pintorescas del viejo continente. Aderezado por castillos transilvanos, pequeñas ciudades y pueblos de la Edad Media, todo rodeado de un paisaje embaucador de altas montañas. La cadena montañosa de los Cárpatos divide de norte a sur y desde el centro al oeste a Rumanía. Forma una especie de arco que separa Transilvania del resto de país. Estas montañas poseen una riqueza cultural y natural que las hace uno de los lugares más recomendables para viajar dentro Rumanía. Los Cárpatos son el escenario ideal para encontrar pueblos en sus laderas, pasos entre las montañas con gargantas y lagos alpinos, y por supuesto llevar a cabo excursiones de naturaleza con actividades deportivas como escalada, trekking, bicicleta de montaña, etc.

Ruta por Firgas y Arucas: presas del Pinto

Una ruta familiar alrededor de la CULTURA DEL AGUA DE FIRGAS-ARUCAS.

ITINERARIO DE LA RUTA:

Comenzamos en los lavaderos y zona de repartimiento de Rosales, donde el gran Canal de la Heredad de Aguas de Arucas y Firgas, cruza la carretera de Padilla-Rosales. Los vecinos y vecinas de estos pueblos llaman al canal de agua, como “Acequia Real”.

La Heredad de agua fue fundada en 1545 pero no tuvo una sede oficial hasta 1912, momento en que se construyó el conocido edificio frente al Parque Municipal de Arucas.

Después caminamos por el Lomo de la Marquesa y Lomo de Tomás de León. Presa del Pinto-I y Presa del Pinto-II, caserío de la Fula y, finalmente, terminamos en el centro de Arucas.

Aproximadamente unos 6 km de recorrido, en 3 horas de duración, con una agradable brisa del norte.

PRESAS DEL PINTO:

En el barranco de El Pinto existen unas pequeñas presas propiedad de la Heredad de Arucas y Firgas, de las más antiguas de Gran Canaria, con capacidad para albergar unos 494.000 m3 de agua la más grande, la de “abajo”. Están construidas con elementos artesanales tales como el mampuesto, el mortero de cal y el picón o “cisco volcánico”, extraído de la Montaña de Arucas.

Quince años antes del inicio de las obras (1899), los agricultores elevaron una petición a la Heredad solicitando más agua para mantener los cultivos de plátanos, así se encargan los trabajos de construcción al Ingeniero Orencio Hernández (hijo de Arucas), siguiendo el proyecto de Pedro Maffiotee del año 1867. Más tarde, en 1902, es el Ingeniero Manuel Hernández, el encargado de levantar la presa de “arriba” con capacidad para 250.000 m3 de agua.

Según la web del Cabildo (http://www.grancanariapatrimonio.com/-/presas-del-pinto):

“En el cauce medio del Barranco del Pinto, junto al barrio de La Goleta, en el término municipal de Arucas, se localizan dos presas consecutivas, separadas entre sí por una distancia de aproximadamente 530 m. Estas obras de ingeniería hidráulica reciben distintas denominaciones, como Presas del Pinto (conjunto), Presa del Pinto I, Presa del Pinto II, Presas de Abajo y Arriba de la Heredad o La Represa y La Nueva Represa. A efectos de su incoación como BIC se denomina Presa del Pinto I a la construcción más antigua y ubicada cauce abajo, y Presa del Pinto II a la segunda estructura, más reciente y cauce arriba.

Por todo lo narrado, las Presas del Pinto constituyen el más antiguo ejemplo de grandes presas construidas en Gran Canaria desde los presupuestos de la ingeniería hidráulica profesional Por otro lado, a nadie escapa que Gran Canaria es una isla muy caracterizada por la presencia de presas en el paisaje, hasta el punto de que podríamos hablar de un “paisaje cultural de las presas de Gran Canaria”, de las que existen un total de 168 (69 grandes presas y 99 pequeñas presas), a lo que hay que añadir la complejísima red de otras infraestructuras hidráulicas (pozos, galerías, acequias, cantoneras, etc.) para configurar un excepcional conjunto patrimonial de ingeniería hidráulica.

La construcción de las Presas del Pinto se impulsa, además, en un contexto histórico y socioeconómico muy concreto, como lo fue el advenimiento y expansión del cultivo de exportación del plátano. El impacto de su implantación generó una cultura dotada de toda una serie de hábitos, vocabulario, expresiones y mentalidades que, aunque ya parte del pasado, está muy presente en el colectivo social grancanario. Por lo tanto, estas presas se configuran en un testimonio material de excepcional interés para ejemplificar el cambio de realidad histórica que implicó la gran expansión de este cultivo en el tránsito de los siglos XIX al XX.”

Próximas actividades de Turcón:

  • Del 15 al 27 de AGOSTO… viaje a Rumanía…(Carpatos)…
  • 28 de septiembre: Cueva de Puerros. Nivel alto.
  • 19 de octubre: Barranco de García Ruíz. Nivel alto.

Galería de FOTOS:

Enlace de la ruta de hoy: https://photos.app.goo.gl/soo2cf63M8uWM1EN8

Ruta por la cultura del Agua

Este sábado tenemos Ruta de Senderismo

Se trata de un trayecto de dificultad “nivel familiar”, con posibilidad de participación de niños y niñas. Una ruta familiar que quiere conocer la CULTURA DEL AGUA DE ARUCAS.

ITINERARIO DE LA RUTA:

Comenzaremos en los lavaderos y zona de repartimiento de Rosales, donde el gran Canal de la Heredad de Aguas de Arucas y Firgas, cruza la carretera de Padilla-Rosales. Los vecinos y vecinas de estos pueblos llaman al canal de agua, como “Acequia Real”.

La Heredad de agua fue fundada en 1545 pero no tuvo una sede oficial hasta 1912, momento en que se construyó el conocido edificio frente al Parque Municipal de Arucas.

PRESAS DEL PINTO:

En el barranco de El Pinto existen unas pequeñas presas propiedad de la Heredad de Arucas y Firgas, de las más antiguas de Gran Canaria, con capacidad para albergar unos 494.000 m3 de agua la más grande, la de “abajo”. Están construidas con elementos artesanales tales como el mampuesto, el mortero de cal y el picón o “cisco volcánico”, extraído de la Montaña de Arucas.

Quince años antes del inicio de las obras (1899), los agricultores elevaron una petición a la Heredad solicitando más agua para mantener los cultivos de plátanos, así se encargan los trabajos de construcción al Ingeniero Orencio Hernández (hijo de Arucas), siguiendo el proyecto de Pedro Maffiotee del año 1867. Más tarde, en 1902, es el Ingeniero Manuel Hernández, el encargado de levantar la presa de “arriba” con capacidad para 250.000 m3 de agua.

Según la web del Cabildo (http://www.grancanariapatrimonio.com/-/presas-del-pinto): “En el cauce medio del Barranco del Pinto, junto al barrio de La Goleta, en el término municipal de Arucas, se localizan dos presas consecutivas, separadas entre sí por una distancia de aproximadamente 530 m. Estas obras de ingeniería hidráulica reciben distintas denominaciones, como Presas del Pinto (conjunto), Presa del Pinto I, Presa del Pinto II, Presas de Abajo y Arriba de la Heredad o La Represa y La Nueva Represa. A efectos de su incoación como BIC se denomina Presa del Pinto I a la construcción más antigua y ubicada cauce abajo, y Presa del Pinto II a la segunda estructura, más reciente y cauce arriba.

Por todo lo narrado, las Presas del Pinto constituyen el más antiguo ejemplo de grandes presas construidas en Gran Canaria desde los presupuestos de la ingeniería hidráulica profesional Por otro lado, a nadie escapa que Gran Canaria es una isla muy caracterizada por la presencia de presas en el paisaje, hasta el punto de que podríamos hablar de un “paisaje cultural de las presas de Gran Canaria”, de las que existen un total de 168 (69 grandes presas y 99 pequeñas presas), a lo que hay que añadir la complejísima red de otras infraestructuras hidráulicas (pozos, galerías, acequias, cantoneras, etc.) para configurar un excepcional conjunto patrimonial de ingeniería hidráulica.

La construcción de las Presas del Pinto se impulsa, además, en un contexto histórico y socioeconómico muy concreto, como lo fue el advenimiento y expansión del cultivo de exportación del plátano. El impacto de su implantación generó una cultura dotada de toda una serie de hábitos, vocabulario, expresiones y mentalidades que, aunque ya parte del pasado, está muy presente en el colectivo social grancanario. Por lo tanto, estas presas se configuran en un testimonio material de excepcional interés para ejemplificar el cambio de realidad histórica que implicó la gran expansión de este cultivo en el tránsito de los siglos XIX al XX.”

Los Olivos: ruta por Santa Brígida.

Ruta por el barranco de Los Olivos, T.M. de la Villa de Santa Brígida.

El día soleado se tornó fresco. La chiquillería acompañó la ruta. Los caminos y las aventuras por doquier. Los pequeños aventureros iban descubriendo tras los recodos del barranco un mundo verde y exuberante.

Al final unas cuatro horas de rutas que culminó muy cerca del Jardín Canario, ya en el municipio de Las Palmas de Gran Canaria.

Palmerales junto a viejos olivos.

Caminar un par de horas a la sombra de enormes olivos y palmeras fue una oportunidad. La ruta propuesta este domingo, fue una escapada entretenida. Es cercano, ahí al lado. En el Paraíso Rural de la Villa de Santa Brígida. La sensación del aventurero perdido en una selva donde los arboles no te dejan ver el bosque.

Tasaute o Sataute.

La Villa de Santa Brígida es un municipio de 18.9732 habitantes (2011). Un paraíso rural donde el visitante podrá comprobar los contrastes de un paisaje salpicado de agricultura, volcanes, zonas modernas y residenciales, todo ello aderezado con una exuberante naturaleza que se refugia en los rincones más remotos del municipio.

El nombre primitivo de la Villa, era Tasaute o Sataute que significó en el mundo aborigen pequeño palmeral. Después de la conquista el municipio fue conocido como El Lugar de la Vega, ocupando la cuenca media del Guiniguada. Era uno de los pueblos más extensos de la Isla. Único y amplio municipio compuesto por La Vega de Abajo (Santa Brígida), La Vega de En medio (El Madroñal) y la Vega de Arriba (San Mateo). Todos estos nombres evocan abundancia de agua, tierras fértiles y producción agrícola.

El patronazgo a la imagen de Santa Brígida.

Aparece desde la apertura de la iglesia en 1525, una santa del norte de Europa, posiblemente irlandesa o sueca. Esta devoción fue introducida, probablemente por las familias irlandesas que, en aquellos años, se refugiaban en Gran Canaria huyendo de la persecución religiosa de la Reina Isabel I de Inglaterra.

ver GALERÍA DE FOTOS