Ruta por la cultura del Agua

Este sábado tenemos Ruta de Senderismo

Se trata de un trayecto de dificultad “nivel familiar”, con posibilidad de participación de niños y niñas. Una ruta familiar que quiere conocer la CULTURA DEL AGUA DE ARUCAS.

ITINERARIO DE LA RUTA:

Comenzaremos en los lavaderos y zona de repartimiento de Rosales, donde el gran Canal de la Heredad de Aguas de Arucas y Firgas, cruza la carretera de Padilla-Rosales. Los vecinos y vecinas de estos pueblos llaman al canal de agua, como “Acequia Real”.

La Heredad de agua fue fundada en 1545 pero no tuvo una sede oficial hasta 1912, momento en que se construyó el conocido edificio frente al Parque Municipal de Arucas.

PRESAS DEL PINTO:

En el barranco de El Pinto existen unas pequeñas presas propiedad de la Heredad de Arucas y Firgas, de las más antiguas de Gran Canaria, con capacidad para albergar unos 494.000 m3 de agua la más grande, la de “abajo”. Están construidas con elementos artesanales tales como el mampuesto, el mortero de cal y el picón o “cisco volcánico”, extraído de la Montaña de Arucas.

Quince años antes del inicio de las obras (1899), los agricultores elevaron una petición a la Heredad solicitando más agua para mantener los cultivos de plátanos, así se encargan los trabajos de construcción al Ingeniero Orencio Hernández (hijo de Arucas), siguiendo el proyecto de Pedro Maffiotee del año 1867. Más tarde, en 1902, es el Ingeniero Manuel Hernández, el encargado de levantar la presa de “arriba” con capacidad para 250.000 m3 de agua.

Según la web del Cabildo (http://www.grancanariapatrimonio.com/-/presas-del-pinto): “En el cauce medio del Barranco del Pinto, junto al barrio de La Goleta, en el término municipal de Arucas, se localizan dos presas consecutivas, separadas entre sí por una distancia de aproximadamente 530 m. Estas obras de ingeniería hidráulica reciben distintas denominaciones, como Presas del Pinto (conjunto), Presa del Pinto I, Presa del Pinto II, Presas de Abajo y Arriba de la Heredad o La Represa y La Nueva Represa. A efectos de su incoación como BIC se denomina Presa del Pinto I a la construcción más antigua y ubicada cauce abajo, y Presa del Pinto II a la segunda estructura, más reciente y cauce arriba.

Por todo lo narrado, las Presas del Pinto constituyen el más antiguo ejemplo de grandes presas construidas en Gran Canaria desde los presupuestos de la ingeniería hidráulica profesional Por otro lado, a nadie escapa que Gran Canaria es una isla muy caracterizada por la presencia de presas en el paisaje, hasta el punto de que podríamos hablar de un “paisaje cultural de las presas de Gran Canaria”, de las que existen un total de 168 (69 grandes presas y 99 pequeñas presas), a lo que hay que añadir la complejísima red de otras infraestructuras hidráulicas (pozos, galerías, acequias, cantoneras, etc.) para configurar un excepcional conjunto patrimonial de ingeniería hidráulica.

La construcción de las Presas del Pinto se impulsa, además, en un contexto histórico y socioeconómico muy concreto, como lo fue el advenimiento y expansión del cultivo de exportación del plátano. El impacto de su implantación generó una cultura dotada de toda una serie de hábitos, vocabulario, expresiones y mentalidades que, aunque ya parte del pasado, está muy presente en el colectivo social grancanario. Por lo tanto, estas presas se configuran en un testimonio material de excepcional interés para ejemplificar el cambio de realidad histórica que implicó la gran expansión de este cultivo en el tránsito de los siglos XIX al XX.”

2 thoughts on “Ruta por la cultura del Agua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *